e-Valúame

Cuando google estornuda….

…el cloud computing se resfría. Y es que esta semana Gmail ha vuelto a tener problemas provocando que un porcentaje mínimo de usuarios no pudieran acceder a los contactos durante unas horas.  Por supuesto, se ha generado el correspondiente revuelo y  más aún cuando el Martes de esta misma semana ya hubo otro problema con Google News.  Siempre que Google estornuda es noticia, y sea por su reconocimiento mundial, por el ruido generado dada la gran cantidad de usuarios a los que afecta, o sea por lo que sea, el caso es que aparecen post para regalar criticando sus actuaciones y de paso la la viabilidad y confianza en el cloud computing. Como este de pcworld que recuerda los problemas de servicios Google en el último año :

·         September 24, 2009: Gmail outage

·         September 22, 2009: Google News outage

·         September 1, 2009: Gmail outage

·         May 14, 2009: Google network outage

·         May 18, 2009: Google News outage

·         March 9, 2009: Gmail outage

·         August 7, 2008: Gmail and Google Apps outage

Posiblemente esta noticia  hubiera entrado en el saasmanario de esta semana pero me ha llamado la atención la aparición de bastantes posts en defensa del cloud computing y ofreciendo un punto de vista menos apocalíptico sobre su uso. Incluso ha habido posts con un toque de ida de pinza,  como este de Phil Wainewright cuyo título viene a decir que : «por que deberiamos estar contentos por la caidas de Gmail» y donde  argumenta que por cada caida de Gmail, Google aprende más y más y llegará un momento que consiga el Nirvana de la excelencia operativa y nunca más los usuarios de Gmail suframos perdidas de servicio. Claro a cualquiera que le cuentes esto, este o no ligado a los sistemas de informacion, se revuelca por el suelo nada más leerlo.

No es la primera que hablo de esto pero conviene recordarlo de vez en cuando. Quizás Google la esté cagando y por tanto tendría que revisar sus procedimientos o mejor que las empresas que la auditan ajusten sus procedimientos para que las caídas no se vuelvan a producir, pero esto no va a pasar nunca. Los sistemas seguirán teniendo problemas porque están expuestos a gran cantidad de riesgos como el fallo hardware, software, amenazas externas, y a uno de los mayores y casi imposible  de eliminar:  el ser humano. Estos son los que mantienen el sistema y como tales, tarde o temprano meterán la pata ya sea en alguna actuación o en el diseño del plan de recuperación de desastres.

Esto quiere decir, que los sistemas que hacen posible la oferta de cloud computing, no están exentos de estos riesgos y por tanto asumamos cuanto antes que esto seguirá ocurriendo tanto en la modalidad outsourcing como en la in-house. Por tanto, la pregunta que nos queda responder es:

¿soy capaz de gestionar el sistema mejor que Google?

Entradas relacionadas:

5 Responses to Cuando google estornuda….

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: …el cloud computing se resfría. Y es que esta semana Gmail ha vuelto a tener problemas provocando que un porcentaje mínimo de usuarios no pudieran acceder a los contactos durante unas horas.  Por supuesto, se ha generado el c…..

  2. […] This post was mentioned on Twitter by Alberto Falcón and lboisset. lboisset said: recomiendo: Cuando google estornuda….: …el cloud computingse resfría. Y es que esta semana Gmail ha .. http://bit.ly/sdl0B […]

  3. […] el 5 de Octubre la pérdida de los datos de todos sus usuarios. El revuelo ha sido tan sonado como la últimas caídas de Gmail e incluso más porque hay que reconocer que existen claras diferencias entre no dar el servicio […]

  4. […] o caídas inesperadas de los entornos cloud. Por supuesto, tiene más repercusión cuando la caga un grande como Google.  Y es que seguimos teniendo la creencia de que este tipo de incidentes les pasa a proveedores de […]

  5. […] que se monta un parecida como cuando Google o cualquier grande interrumpe su servicio.  El servicio se interrumpió durante 110 minutos y afectó a 10,2 millones de blogs. Millones, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *